Vía Augusta 281-285, 4ª Planta – Barcelona 08017 – Teléfono 93 212 37 43

institutoserrate
SLIDE


Cáncer Renal

El cáncer renal es uno de los más letales dentro de los tumores urológicos. No obstante, hoy en día un 85% de los mismos se diagnostican en un estadío precoz y curable, gracias a las técnicas de imagen. El tumor renal no es sensible a la radioterapia ni a la quimioterapia y la cirugía sigue siendo el pilar fundamental para su tratamiento. Gracias a los avances tecnológicos, el cáncer renal es actualmente uno de los que más se benefician de abordajes quirúrgicos mínimamente invasivos. 

La cirugía laparoscópica es una moderna técnica quirúrgica en la cual las operaciones en el abdomen se realizan a través de pequeñas incisiones (generalmente 0.5 – 1.5 cm). El elemento clave en la cirugía laparoscópica es el uso de un laparoscopio: una varilla telescópica con un sistema de lentes, que normalmente se conecta a una cámara de video y que permite hacer uso de las imágenes que aparecen en los monitores para magnificar los elementos quirúrgicos. La cirugía laparoscópica se asocia a una menor estancia hospitalaria, menor sangrado, menor dolor y una más rápida recuperación.

TRATAMIENTOS

Cirugía Laparoscópica Parcial (Conservadora de riñón)

La cirugía conservadora de riñón se considera de elección en los tumores renales menores de 4 cm y posible en tumores entre 4-7 cm. Es una cirugía que requiere amplia experiencia en cirugía laparoscópica renal. Se procede a la exéresis del tumor preservando el resto del riñón.

Cirugía Laparoscópica Radical

En tumores mayores de 7 cm o menores pero con afectación de estructuras adyacentes, y en tumores originados en la vía urinaria, es necesario realizar la extirpación total del riñón (Nefrectomía Radical). En caso de que el tumor se origine en el tracto urinario también será necesaria la extirpación del uréter. Se realiza por laparoscopia con una mínima incisión.

Cirugía por Orificios Naturales

La cirugía por orificios naturales es una evolución de la cirugía laparoscópica que permite la cirugía abdominal eliminando cualquier tipo de cicatriz. Fundamentalmente se aplica a cirugía renal. Se trabaja con material laparoscópico, especialmente diseñado para esta cirugía. No todos los pacientes son candidatos a cirugía sin cicatriz y es indispensable una correcta selección.

Crioterapia Renal

Consiste en la destrucción tumoral mediante la congelación a -40ºC.
Dada la utilización de nuevas técnicas de imagen, el diagnostico precoz de pequeños tumores renales es cada vez más frecuente.

Estas pequeñas masas renales, muchas de ellas incidentales, plantean diferentes posibilidades de tratamiento con técnicas conservadoras, como la Crioterapia y la Radiofrecuencia, dos técnicas ablativas y mínimamente invasivas, dado que no es preciso clampar el pedículo renal, de tal manera que eliminas  la isquemia caliente del riñón y preservas mejor la función renal. La técnica se realiza por control laparoscópico o por abordaje percutáneo, guiado mediante TAC (equipo multidisciplinario). Si la tumoración se sitúa en cara externa y anterior, la vía de elección es la laparoscópica, que tiene un índice de recidiva menor.

Las temperaturas de -40ºC mantenidas durante 1 minuto causan muerte celular. Las criosondas realizan la congelación y muerte celular mediante gas Argón o Nitrógeno, y el calentamiento mediante gas Helio. Se realizan dos ciclos de congelación y dos de calentamiento del tumor.

La técnica está indicada en los siguientes tumores renales:

pedir horamapa enlacesnoticias Web Médica Acreditada. Ver más información